Elige tu idioma

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

18/5/2013

Penes y vaginas.

Ayer un alemán me ofreció compañía en el baño del tren. Se enfadó mucho al negársela, por lo visto él consideraba una inmoralidad sonreírle mientras me abría la puerta sin dejarle introducir el pene en mi vagina. Esto que escribo no va dirigido a ningún ser humano en concreto: si alguien se da por aludido tendrá sus razones, pero que no piense que esto se ha escrito pensando directamente  en él/ella. Nunca he escrito nada sobre este tema, parece, que va siendo hora.
Quiero aclarar que tener vagina no me hace vulnerable. Eso es algo que hombres y mujeres olvidan constantemente y no deberían. Si quiero puedo aprovecharme de un hombre tanto como él de mi. El sexo no es ningún favor, lo practico porque me gusta A MI y lo hago porque QUIERO YO y no por complacer. Una mujer que complace sus PROPIOS deseos durante una noche no está dejando que se aprovechen de ella, sino que obtiene lo que quiere, igual que su acompañante. 

Quiero dejar claro que las vaginas no se endurecen, ni eyaculan semen, pero se estimulan. Ninguna mujer es una estrecha por no querer acostarse con un hombre, ni una zorra por hacerlo con otro, ni una calienta penes por besarte y no ir a tu cama; porque, amigo, su vagina se calienta y no es culpa suya que tu pene eche a arder antes de que ella se deshiele.
Quiero que entiendas que llevar escote no significa “fóllame”, que verme dar brincos en la pista de baile no te da derecho a hacer suposiciones sobre mis habilidades sexuales. Ser fría no es ser insensible, ser independiente no es hacerse la dura, ser tímida no es ser una “niña buena” y ser extrovertida no es flirtear.
Quiero que seres humanos (con penes y/o vaginas) entiendan por fin que soy dueña de lo que hago, al menos tanto como como cualquier otro; que a quien bese o con quien me acueste solo incumbe a mí y al afortunado. Quiero que quede claro que no soy princesa y que no quiero ni un príncipe ni una ciénaga de ranas, pero que tampoco soy una prostituta y no quiero que me pagues.
Quiero dejar constancia de que haré lo que quiera, que seré sincera para que estés avisado, que no tengo intenciones de hacer daño ni de aprovecharme de nadie, que intentaré no hacerlo, pero que no confiaré en que tú tampoco las tengas. Quiero que sepas que no soy vulnerable, que aguanto bien los golpes, que no tendré miedo a que llamen zorra, pero tampoco lo seré sin yo querer. Y quiero avisarte de que si no te parece bien te busques a otra mojigata, una que te de exactamente lo que a ti te de la gana, cuando a ti te de la gana y como a ti te de la gana. Yo tal vez encuentre a alguien con quien no tenga que imponer ganas, sino, simplemente, compartirlas.




Thelma y Louise (1991)

1 comentario:

  1. Pues qué te voy a decir, que llevas más razón que un santo y que da verdadero asco que la gente te vea como un pedazo de carne o como una vagina con patas

    ResponderEliminar

Comenta este delirio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...